Lobo ibérico, un compromiso de Vega de Tera

Vega de Tera empezó a escribir su propia historia hace más de diez años, forjando unos valores y principios que están presentes en nuestros vinos. Nuestro respeto por la tierra y por naturaleza nos impulsa a crear vinos genuinos que traen como compromiso principal la protección del lobo ibérico, el cual está incluido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

 

Bodega Vega de Tera: el vino es un arte

 

Vega de Tera es una bodega que nace en Zamora, muy cerca del camino de Santiago por el que peregrinan muchas personas a lo largo del año. Esta tierra está impregnada de leyendas que han ido construyendo el carácter que hoy le caracteriza.

Y es que nuestra bodega ha sido una peregrina más, afrontando etapas duras que se han superado con tesón y esfuerzo. Hemos logrado transmitir este carácter en nuestros caldos, ofreciendo unos vinos completamente sinceros que reflejan su origen.

Crear vino es un arte porque no se trata de un producto cualquiera que se pueda elaborar sin alma. Somos fieles creyentes de la experiencia y de los matices a la hora de elaborar vinos, dos aspectos que se notan cuando el caldo entra en boca.

Desde los inicios de Vega de Tera, hemos cultivado de forma ecológica en nuestras 25 hectáreas de tierras arcillosas. Nuestro equipo inicial se convirtió en una gran familia que ama la tierra y que la trata como se merece porque no nos pertenece.

Fiel ejemplo de ello es nuestra línea de vinos SITRAMA, la cual cuenta con las certificaciones veganas y ecológicas europeas. Esto ha sido posible gracias al cariño por la materia prima y a la atención a cada detalle en el proceso de elaboración.

Trabajamos con 4 variedades de uva principales: Prieto Picudo, Verdejo, Tempranillo y Tinta de Toro. Los valores y equipo de Vega de Tera han formado el dúo perfecto para obtener 2 medallas de plata y una medalla de oro en Wine&Spirit Wholesalers of America.

 

El compromiso con el lobo ibérico

 

El lobo ibérico es una subespecie del lobo que habita en la Península Ibérica, siendo uno de sus lugares favoritos Castilla y León. Durante varias etapas, ha estado en peligro de extinción tras ser un objetivo de muchos cazadores, habiendo entre 2000 y 2500 en toda España, según los últimos censos.

Muchas personas temen al lobo salvaje, pero la realidad es muy distinta: son ellos los que huyen de nosotros. El lobo es vital para nuestros bosques porque regula la cantidad de herbívoros, ya que persigue a otros animales herbívoros que se ven obligados a refugiarse y trasladarse a otros lugares.

Gracias a ese efecto, la vegetación se recupera porque muchos animales herbívoros atacan la flora, lo que pone en peligro el ecosistema. Además, es necesario que ocupe los territorios donde ha sido extinguido porque su presencia elimina miles de ungulados enfermos de tuberculosis que pueden afectar al resto del ganado.

Esto es posible porque los lobos cazan a la fauna silvestre más débil, caracterizada por estar enferma. De este modo, evita que se transmitan enfermedades a otros herbívoros, como al ganado.

Su inclusión en el LESPE ayuda a acabar con la caza deportiva del lobo, persiguiendo la caza ilegal con el objeto de evitar el descontrol que ha venido produciéndose en los últimos años. Uno de nuestros principios es el respeto por el medioambiente, por lo que asumimos nuestro compromiso con el lobo ibérico y no miramos para otro lado.

 

Vinos ecológicos y veganos, nuestra identidad

 

A priori, podría considerase que un vino siempre será ecológico porque la materia prima principal es la uva, ¿verdad? Sin embargo, la elaboración del vino pasa por ciertos procesos que son determinantes para calificar a un vino como ecológico o vegano.

La clarificación del vino es uno de esos procesos, y es que todos los vinos se filtran para garantizar su pureza. Aquí, es donde se utilizan ciertos aditivos que son esenciales para determinar si el vino es vegano o no. Hay bodegas que se decantan por productos de origen animal: cartílagos de animales, caseína (proteína de leche), cocción de huesos, cola de pescado, etc.

Vega de Tera no usa aditivos de origen animal en la clarificación de los vinos SITRAMA, sino que utilizamos lo que provee nuestra tierra. Dichas sustancias son igual de seguras y potencian el carácter y la personalidad de vino por partes iguales.

Por otro lado, hay que diferenciar los vinos ecológicos, cuya calificación se consigue de forma distinta. En los vinos ecológicos se pueden usar sustancias de origen animal en el proceso de elaboración, pero se tiene que cumplir un requisito indispensable: que el proceso sea natural y sostenible.

De este modo, somos una institución que cultiva sus vinos usando abonos naturales, alejándonos de los clásicos abonos minerales o nitrogenados. Tampoco quemamos los restos del cultivo, así como conservamos nuestros caldos de forma natural: sin antioxidantes o antisépticos.

Comúnmente, es posible encontrar vinos ecológicos, pero que no son veganos. En el caso de SITRAMA, es una línea de vinos compuesta por Terra, Lignum, Aqua, Metallum e Ignis, cuyos nombres hacen referencia a los elementos que rodean a la tierra y la naturaleza.